Avenida Goya, 1 - 3.° D
50006 ZARAGOZA (Zaragoza)
Email: clinica@clinicarasal.com
Teléfono: 976 255 720

 

Es posible que usted tenga caries y no sienta nada

Efectivamente, esto es lo más habitual. El hecho de que exista una caries no significa que tenga que molestar. Las caries pasan inadvertidas, a veces durante mucho tiempo, antes de que produzcan algún tipo de síntoma. Ocurre sobre todo cuando la caries ataca a las caras en que contactan dos dientes o muelas, quedando así ocultas a la vista.
La caries, en sus comienzos, se limita sólo a zonas de las muelas o dientes que están alejadas del nervio y suele avanzar lentamente hacia la profundidad de las piezas dentarias volviéndolas poco a poco más sensibles a bebidas o alimentos fríos, calientes, dulces, etc., y cada vez con más intensidad. Éste puede ser un buen momento de tratar la caries, limpiando la pieza afectada sin tener que hacer una gran restauración.
Otras veces la caries es tan rápida y tan insidiosa que destruye el nervio antes de que éste se "entere" de la presencia del ataque de las bacterias y entonces se pueden producir grandes agujeros, destrucciones o roturas de las muelas o dientes sin haber sufrido ni siquiera la más mínima molestia. En este caso la salvación de la pieza es más complicada y habrá que recurrir a otro tipo de tratamientos (desvitalización o endodoncia) más largos y costosos para poder conservar la pieza tan destruida por la caries.

En resumen podríamos decir:

• La mayoría de las caries no duelen.

• La intensidad de la molestia o dolor no tiene por qué estar relacionado con el tamaño de la caries.

• Cuanto antes detectemos las caries, más sencilla y duradera será la reparación de la pieza dañada.